El 7 y 8 de agosto, tuve la suerte de participar en el Ñuñoniños de la Corporación Cultural de Ñuñoa, para celebrar a la infancia. Guillermo y Andrés el pez y el Elefante Viajero, me acompañaron en los cuentos y luego en los talleres de expresión corporal creativa, donde integramos a través del movimiento, todas las aventuras de estos amigos, que siempre nos dejan una enseñanza.

El 28 de agosto, recibí una hermosa invitación de la Corporación Cultural de La Reina y junto a la Carta Cancionera y las Cartas Cuento, fuimos a celebrar el aniversario de Villa La Reina, un espacio de encuentro familiar con porotada y diferentes actividades comunitarias que nos acogieron.

Espero que sigan floreciendo los encuentros presenciales, que tan bien nos hacen en el corazón, a todas y todos.